Hay un plato muy tradicional en la cocina mexicana que se le llama huarache. Se le llama así por una razón muy simple: en México, les llamamos así a las chanclas o sandalias. En este plato, la base de maíz tiene la forma de un huarache/sandalia/chancla, y por eso su nombre.

El término huarache deriva de la palabra “kwarachi”, de la lengua purépecha (occidente del país).

 

El huarache es un plato típico de la comida mexicana que siempre tenemos en nuestra carta y que servimos con frijoles, carne de ternera y queso fundido. Lo acompañamos de una salsa fresca, hecha con chile jalapeño, tomate, cebolla y cilantro frescos, sirviendo la salsa fría, que le da un contraste de sabores muy especial.

 

El mismo huarache que tenemos en la carta es el que tienes en la foto que acompaña este post y que lo encuentras cualquier día en nuestros restaurantes mexicanos.

 

Su origen, al parecer, se ubica en el Distrito Federal. Y es que, es en el centro del país, donde más se pueden encontrar restaurantes y puestos de este típico plato.

 

En los menús del día del Chilam Balam también tenemos el huarache, pero con otros ingredientes. Los más destacados son:

 

  • Huarache de carnitas: Con salsa de tomate verde, cebollas, cilantro y carne de costilla de cerdo.
  • Huarache Xochimilco: Con salsa de tomate rojo, ternera troceada a la plancha, cebolla y queso fresco.
  • Huarache Poblano: Con una base de frijoles refritos, rajas con crema y queso, pechuga de pollo deshebrada.
  • Huarache Uxmal: Con una base de puré de patata, pechuga de pollo deshebrada y cilantro.

 

Pin It on Pinterest

Share This