5 delicias que debe comer un vegetariano en un restaurante mexicano

5 delicias que debe comer un vegetariano en un restaurante mexicano

“Soy vegetariano, ¿qué puedo comer?” Esta pregunta nos la hacen muchísimo los nuevos clientes que visitan cualquiera de nuestros restaurantes, presuponiendo que la comida mexicana es muy grasosa y que toda lleva carne.

Sin embargo, la cocina mexicana es una de las más variadas en ingredientes vegetales y todo aquello que da la tierra. La alimentación básica de los aztecas eran el maíz, el frijol y el chile. Tres ingredientes que, a día de hoy, siguen predominando en nuestra cocina mexicana. En aquella época, se comían plantas, frutos, hongos y flores que a día de hoy se mantienen en la gastronomía de nuestro país y que hemos importado para la carta del Chilam Balam.

Además del guacamole, las salsas picantes, los totopos y las quesadillas, queremos contarte de estos ingredientes que te encantarán, especialmente si eres vegetariano.

¿Qué puede comer un vegetariano en un restaurante mexicano?

  • Cuitlacoche: El Ustilago maydis, conocido en México como huitlacoche o cuitlacoche, es una especie de un hongo parásito comestible de la mazorca de maíz. Para cocinarlo, primero se saltea el hongo en aceite, con cebolla, ajo, algún chile y epazote. Además, se le puede agregar unos granos de maíz para que tenga un toque de color. Tiene un sabor muy especial, delicioso e inconfundible. Actualmente está siendo utilizado en la alta cocina mexicana para decorar y potenciar sabores, ya que por su fuerte sabor y su intenso color negro se integra de forma muy especial en cualquier plato.

vegetariano galicia, chilambalam

 

  • Rajas: Es un guisado a base de tiras de chile. El más popular es el chile poblano, pero también se suele usar el chile chilaca, jalapeño o el chile de agua. El chile se pone a “tatemar” (del náhuatl tlatemati: quemar poniendo al fuego), se dejan sudar, se pelan quitándole los tostadito y, luego, se “raja” cortándolo en tiras. De ahí viene el nombre. Se suele cocinar con cebolla cortada en juliana y con nata (crema), y se sirve como guarnición o se puede usar de relleno para tacos, quesadillas, flautas, sopes y un largo etcétera.

vegetariano, rajas poblanas

  • Nopales: El nopal es el cactus mexicano. Es una planta con pencas de forma ovalada, carnosas y planas. En México se han clasificado entre 65 y 100 especies de nopal, incluidas las silvestres. Se puede comer crudo, a la plancha, cocido o guisado. En todas sus presentaciones, el nopal es sabrosísimo. Además, el nopal tiene un simbolismo muy especial para los mexicanos ya que aparece en la leyenda de la fundación del imperio azteca: ahí se cuenta que los aztecas -nómadas por excelencia- deberían fundar su imperio donde vieran un águila devorando a una serpiente sobre un nopal. La encontraron en lo que hoy es el D.F. Esa imagen es el escudo nacional y se ubica en el centro de la bandera de México.

vegetariano galicia, nopales

  • Champiñones: Los champiñones son muy utilizados en la cocina mexicana. Se preparan en sopas, caldos, guarnición o en relleno para quesadillas. Se suelen cocinar con cebolla y nata. En Chilam Balam los hacemos con chile chipotle, que le dan un toque de sabor especial y un “puntito” de picor. Unos quesadillas de champiñones serán irresistibles para cualquier vegetariano.

vegetariano galicia, champinones

  • Flor de Calabaza: Esta flor, como su nombre lo indica, proviene de las calabazas. Tiene color amarillento o naranja y se pueden comer crudas o guisadas. Es un ingrediente que se suele consumir más en el centro de México y se sirve en tacos o quesadillas. Al parecer, el consumo de estas flores data de la época prehispánica, donde se comían picadas en tortillas de maíz y se incluían en sopas y otros guisos.

vegetariano galicia, chilam balam

Estos cinco ingredientes son ideales para cualquier vegetariano. Siempre los tenemos en Chilam Balam y los puedes pedir en tacos, quesadillas, tostadas, sopes o en cualquier plato mexicano que se te ocurra. ¡Pruébalos!

Las enchiladas, un antojo mexicano muy salseado.

Las enchiladas, un antojo mexicano muy salseado.

Uno de los platos más representativos de la gastronomía mexicana, además de los tradicionales tacos y las míticas quesadillas, son las enchiladas.

Las enchiladas es un plato tradicional que se prepara con tortillas de maíz “bañadas” en salsa de chile, que se enrollan o doblan -según el gusto- y que se rellenan de algún ingrediente (pollo deshebrado, carne, queso, frijoles refritos…).

Al ser un plato muy mexicano, existen muchas formas de presentarlo en la mesa, según la zona de México en la que se prepare. Por lo general, las salsas más habituales con las que se preparan son la salsa verde, la salsa roja y, en menos regiones, de mole.

¿Cómo se preparan las enchiladas?

La forma de preparar las enchiladas es muy sencilla. El método más tradicional es freír las tortillas hasta que se “ablanden”, después se rellena al gusto (con carne de ternera o pollo es lo más habitual) y luego se enrolla o dobla la tortilla, cuidado que el relleno no salga. Cuando se tienen 3 o 4 unidades hechas, se bañan en salsa, que no necesariamente tiene que ser picante.

Para darle un toque especial, se puede poner queso fresco por encima o queso para gratinar, con un toque de nata. En algunos estados de la República Mexicana, se decoran con lechuga, rodajas de chiles, cebolla, etc.

Hay regiones en México, como en el norte, en el que primero se “enchila” la tortilla y luego se fríe, para finalmente rellenar.

En la carta del Chilam Balam siempre tenemos las Enchiladas Verdes, Enchiladas de Mole y las Enchiladas Rojas. Todas ellas rellenas de pollo deshebrado y, por encima, con queso para gratinar y unas líneas de nata para decorar.

En los Menús del Día solemos tener Enchiladas Suizas, que se preparan con crema/nata y mucho queso para que gratine. Por su alto contenido de lácteos, se les llama suizas, ya que ése país es famoso por sus quesos.

También tenemos otra variante llamada Enfrijoladas, que se preparan de igual forma que las enchiladas, pero bañadas en una crema de frijol y con chorizo frito por encima.

¿Qué es el pozole?

¿Qué es el pozole?

Hay días señalados en el calendario del Chilam Balam, en los nuestra cocina prepara un caldo muy mexicano llamado Pozole.

El pozole es uno de los platos más típicos de la gastronomía mexicana. Su ingrediente principal son los granos de maíz blanco, denominado desde la época precolombina, el cacahuacintle.

El maíz cacahuacintle es la base del pozole. Es un alimento prehispánico, que se utilizaba para la elaboración de tortillas o pan en la era azteca. Su nombre proviene del náhuatl cacahuacintli, de cacahuatl (cacao) y centli (maíz), ya que es un tipo de maíz que asemejaba en su forma al cacao.

Es un caldo que puede ser de tres tipos: blanco, rojo o verde. El color depende del adobo de chile con que se prepare. Así, adquiere ese color y un toquecito picante.

El pozole también lleva carne de cerdo y de ternera deshebrada, que le dan una sustancia y un sabor delicioso. En Chilam Balam, el pozole lo solemos acompañar de  orégano seco, limón, sal, salsa picante de chile de árbol, lechuga rallada, rábanos rebanados y cebolla picada. En la mesa, ponemos tostadas, nata para untar y algún otro capricho que nos piden nuestros clientes.

¿Cuándo se hace pozole en Chilam Balam?

Solemos tenerlo los días patrios mexicanos, como el Día de la Independencia, el Día de la Constitución, el Día de la Revolución Mexicana o en días cercanos a la Navidad. Este jueves 15 de septiembre de 2016, coincidiendo con el aniversario de la Independencia de México, tendremos pozole durante el Menú del Día y por la noche.

Probablemente, estás por probar  la mejor comida mexicana típica representada -esta ocasión- en el Pozole.

Los totopos de maíz del Chilam Balam

Los totopos de maíz del Chilam Balam

¡Qué rico es llegar al Chilam Balam y que lo primero que te pongamos sea una sonrisa y una bandejita de totopos con sus respectivas salsas picantes!

Los totopos son los trocitos de tortilla de maíz frita, crujientes y doraditos.  El nombre de los totopos procede del náhuatl totopochtli, que significa tostar/dorar. Aunque lo que se comía en la época azteca es muy distinto a los totopos actuales, se mantiene su nomenclatura por su enorme parecido.

Seguramente, al igual que mucha gente, tú los conocerás con el nombre de Nachos. Ese nombre erróneo fue adjudicado por los Estados Unidos que los popularizó bajo esa denominación. Sin embargo, para pedirlos correctamente hay que llamarlos totopos.

En México, es muy común que te los sirvan en los restaurantes y que, -como hacemos en Chilam Balam- se acompañen de salsas picantes. Y, por supuesto, quedan perfectamente para picar con un guacamole o unos frijoles refritos.

Los totopos de un restaurante mexicano deben ser caseros.

Es decir, hechos ahí mismo. Evidentemente, es más sencillo comprarlos “de bolsa” y servirlos, pero se perdería la esencia mexicana, lo que le ayuda a mantener su sabor tradicional. Por eso, en Chilam Balam, los hacemos diariamente.

En las casas de nuestro México, es muy común tenerlos recién hechos porque se suelen utilizar las tortillas que sobraron del día anterior. Así que, para aprovechar la tortilla del día anterior, se suele hacer una cruz con dos cortes, y nos quedarán cuatro triangulitos que están listos para pasar por la freidora.

Un plato tradicional mexicano que se elabora con totopos son los Chilaquiles, que suelen desayunarse y ser muy útiles para las resacas. Los chilaquiles son un plato lleno de totopos, bañados en salsa picante de tomate verde –aunque también puedes pedirla roja-, con pollo deshebrado por encima y gratinado con queso al horno lentamente. Hay quien le pone un huevo frito por encima y ¡a comer!

¿O sea que se llaman totopos?

Podríamos enumerar un sinfín de nombres simpáticos con los que -equivocadamente-, se les han llamado en nuestro restaurante: nachotos, doritos, pototos, patatillas, popitos, topos, etc. Pero en lo que todos nuestros clientes coinciden es que son muy “viciosos” y son ideales para picar en casa, como aperitivo. Por ello, si quieres comprarlos directamente en Chilam Balam, lo puedes hacer. Todos los días están recién hechos.

Tortillas mexicanas: 3 claves en el Chilam Balam

Tortillas mexicanas: 3 claves en el Chilam Balam

Una de las claves de éxito del restaurante mexicano Chilam Balam es el uso del maíz, como ingrediente básico.

Al igual que en la cocina tradicional de México, el maíz es vital en el funcionamiento del día a día del restaurante porque con el maíz hacemos las memelas, los huaraches, las tostadas, los sopes y, sobretodo,  las tortillas mexicanas.

El reto es complicado, ya que no es fácil encontrar restaurantes o lugares donde elaboren sus propias tortillas de maíz. La textura y el sabor de una tortilla hecha el día anterior o de una tortilla envasada y con conservantes se nota inmediatamente. Por eso, en el Chilam Balam entendemos que, para ofrecer verdadera cocina mexicana, es importante servir tortillas de maíz auténticas y hechas diariamente.

¿Por qué nuestras tortillas mexicanas “saben a México”?:

  1. Autenticidad de la materia prima: Al Chilam Balam nos llegan, semanalmente, los costales de harina de maíz directos desde México, lo que garantiza la esencia de su sabor auténtico mexicano.
  2. Máquina de tortillas: Otra de las grandes claves es que trajimos tres máquinas de tortillas mexicanas y una amasadora de México. Sí… vinieron en un barco desde allá, para conseguir el mismo sabor y la misma calidad de las tortillas que se compran en cualquier tortillería de México.
  3. Elaboración diaria: Todos los días, a las 12:00 horas empiezan a producirse las tortillas que se utilizarán en los restaurantes. Así, garantizamos su frescura, su calidad y su sabor mexicano para que llegue directo a sus paladares.

Estas tres claves son las que nos garantizan que las tortillas mexicanas que servimos mantendrán las mismas características que las que se pueden comprar en México.

A pesar de que en España, es fácil acceder a tortillas mexicanas compradas en el supermercado o con algún distribuidor, en Chilam Balam hacemos diariamente este esfuerzo para mejorar la experiencia de sabor en nuestros restaurantes. ¿Quieres un taquito?

Pin It on Pinterest