La salsa roja se hace con chile de árbol

La salsa roja se hace con chile de árbol

Muchos de nuestros clientes nos han preguntado qué es lo que le ponemos a la salsa roja, la que más pica en nuestros restaurantes.

 

La respuesta es muy sencilla: la hacemos con un chile conocido comúnmente como “chile de árbol” y es uno de los más utilizados en la gastronomía mexicana. Aunque, en diferentes regiones de México, también se le conoce como chile alfilerillo, chile bravo o sanjuanero.

 

El chile de árbol es rojo, delgado, alargado… y, por supuesto, muy picante. Mide aproximadamente unos 7 centímetros de largo y 1 centímetro de ancho. Cuando es fresco es de color verde y al madurar se pone de color rojo. Así, maduro y seco, es como se puede encontrar habitualmente en los mercados de México.

 

Se le llama chile de árbol, porque nace de una planta alta, que no es un árbol en sí, pero sí es más alto que los otros arbustos de otras variedades de chiles.

 

En nuestros restaurantes, lo usamos para hacer la salsa roja, la que ponemos en la parte más alta de los salseros que te servimos al llegar acompañados de totopos.

 

¿Cuáles son los ingredientes de la salsa roja?

  • 1/4 kg de chile de árbol seco
  • 2 dientes de ajo
  • Sal al gusto

Su preparación es muy sencilla: sólo se le quita el rabito al chile, -es decir, se deja con las venas y las semillas- y, finalmente, se le agrega tomate, ajo, agua y sal. Solo hay que cocer hasta que el chile de árbol se ablande y moler todo en licuadora.

 

Recuerda que, en nuestra escala de salsas picantes, la salsa roja es la que más pica del Chilam Balam. Antes de comerla, prepárate con alguna bebida dulce o con limón y sal, tal como recomendamos en este otro post. No queremos que te nos “enchiles”

 

A nuestros restaurantes mexicanos de Vigo, vienen directos desde México. Si los quieres comprar, también vendemos por kilo el chile de árbol. ¿Un bueno regalo, eh?

 

¡Salud!

El pico de gallo, la salsa favorita

El pico de gallo, la salsa favorita

De las cuatro salsas que ponemos en nuestro restaurante mexicano Chilam Balam, hay una que se ha convertido en la favorita de nuestros clientes. Por eso, en este post te enseñamos cómo hacer una salsa de pico de gallo.

El pico de gallo es una salsa con un menor grado de picante que el resto de salsas de las ponemos en nuestro restaurante. Y, desde el primer momento, se ha convertido en un buen acompañante para la comida mexicana, especialmente para aquellos que no les gusta que “pique mucho”.

En muchos lugares de la República Mexicana, a la salsa pico de gallo, se le conoce como salsa bandera o salsa tricolor, por la combinación de colores que tienen sus ingredientes principales. Además, en algunas regiones también se le puede llamar salsa mexicana, pero cada vez en menor medida.

¿Cómo se hace la salsa de pico de gallo?

El modo de preparación de la salsa pico de gallo es muy sencillo: simplemente hay que mezclar muy bien los ingredientes y… listo. Por eso, nuestra principal recomendación es que la prepares al momento que se va a consumir, porque sus ingredientes mantendrán la frescura y sabor ideales.

El pico de gallo lo preparamos con:

  • Tomate rojo cortado en cuadritos. Tiene que ser rojo para respetar el color de la bandera 😉
  • Cebolla blanca también en cuadros pequeños. En algunos lugares se corta en juliana.
  • Cilantro finamente cortado. Tiene que ser cilantro, no le pongas perejil ¡Por favor!
  • Trocitos de chile jalapeño. Si es fresco, mucho mejor. Pero si no, lo venden en lata en grandes superficies o tiendas “latinas” y nos vale perfectamente.
  • Unas gotas de lima. No queda muy bien con limón (aquí explicamos la diferencia entre lima y limón en España-México).
  • Sal.

Aunque en México puede tener alguna mínima variante, la fórmula más clásica es así,  como la hacemos en Chilam Balam.

Es muy fácil de hacer y muy práctica para acompañar cualquier plato: tacos, quesadillas, enchiladas, etc.

Consejo: Además de usarla como acompañamiento para comida mexicana, la puedes preparar en casa con un par de latas de atún y unos dados de queso, quedándote una ensalada fresca, nutritiva y muy mexicana.

¿Conoces el resto de nuestras salsas mexicanas?

5 (hipotéticos) remedios para quitarse lo “enchilado”

5 (hipotéticos) remedios para quitarse lo “enchilado”

Si te encanta comer picante y ponerle salsa a tus tacos, seguramente te habrá ardido la boca con alguna que otra salsa y… ¡Estás enchilado! En Chilam Balam, por ejemplo, suele suceder mucho con nuestra salsa roja de chile de árbol o con la salsa morada que hacemos con chile habanero.

El chile contiene una sustancia llama capsaicina, que es la proteína que influye en el nivel de picor de un chile. De hecho, existe una métrica para medir cuánto pica un chile. Esta métrica se llama Escala de Scoville.

A pesar de que en otros países hay variantes del chile que son más picantes, el habanero es el chile mexicano que mayor nivel de capsaicina tiene.

Pero, ¿cómo quitarse ese ardor de la boca? ¿cómo quitarse lo “enchilado”?

En base a nuestra experiencia, podemos recomendarte 5 remedios caseros para quitarse lo enchilado. Y más abajo, los resumimos en una infografía.

  • Beber leche o algún lácteo frío. Aquí incluimos el yogurth, la crema, la nata… Los lácteos disuelven muy fácilmente la capsina. Un helado también es una gran opción.
  • Chupar limón con sal. Ese remedio es muy del norte de México. La sensación de frescura que da la  lima/limón, combinado con la sal es aliviadora. Hay quiénes recomiendan solo usar sal de grano para eliminar el picor.
  • Un cucharada de azúcar. Otro remedio es saborear, durante unos segundos, una cucharada de azúcar diluida en medio vaso de agua.
  • Comer un trozo de pan. La harina absorberá el picante de tu boca y se te desaparecerá lo enchilado.
  • Tomar una cucharada de aceite vegetal. Éste disuelve la capsaicina de manera natural. Los que lo recomiendan, dicen que los aceites que mejor resultado dan son el aceite de girasol y el aceite de oliva.

¿Y la cerveza? Ahí las opiniones son variadas. Hay quien se bebe varias y se le olvida. Pero los que solo beben una cerveza, aseguran que con limón y sal es muy efectivo.

Y por favor, no te laves los dientes con pasta dental, ¡Será peor!

 

restaurante mexicano galicia, comida mexicana, enchilado

Salsas mexicanas, claves en nuestra cocina

Salsas mexicanas, claves en nuestra cocina

Lo primero que ponemos en la mesa cuando llegas a comer a los restaurantes del Chilam Balam, son nuestras cuatro salsas mexicanas picantes, acompañadas de totopos.

Y, como bien sabes, las servimos en orden ascendente. Es decir, el nivel de picante empieza desde abajo hacia arriba. Y, hay que decir que, muy pocos clientes soportan la de arriba, es decir, la salsa roja.

Las salsas mexicanas, como no podría ser de otra forma, no pueden faltar en ningún hogar del país azteca.  Y es que, desde niños, nos educan para acompañar la comida y algunos postres con un toque picante.

En el Chilam Balam hemos seleccionado las que mejor se adaptan a nuestra cocina y al paladar de nuestros clientes.

Nuestras salsas mexicanas son:

  • Pico de gallo: Es la de abajo. Y es la que más gusta. Es muy sencilla de preparar: lleva tomate, cebolla, cilantro, chile jalapeño, cortado en dados pequeños y unas gotas de lima. Y listo. No hay más secretos.
  • Salsa verde: Suele ser la segunda de abajo hacia arriba, pero su posición depende del grado de picor que el chile jalapeño tenga ese día. También lleva cilantro, tomatillo verde, ajo y listo. Es deliciosa para acompañar los sopes y las tostadas.
  • Salsa negra: Se hace con chile chipotle seco (como el de la foto inferior), que se pone a tostar. Por eso tiene ese sabor a “quemadito”. Lleva tomatillo verde y ajo. Al cocinarla, hay que tener muy ventilado, porque el olor que genera al tostarse es fortísimo.
  • Salsa roja: La intocable. Muy pocos de nuestros clientes la pueden soportar. Pero los que la soportan, no pueden vivir sin ella. Su ingrediente principal es chile de árbol y tomate rojo, un poco de sal y listo.

Obviamente, en cualquiera de los restaurantes de Chilam Balam, las puedes comprar para llevar a casa y puedas acompañar tu comida habitual con un poco o mucho picante de nuestras salsas mexicanas. ¿Te atreves?

chiles, tacos, cocina mexicana

El chile chipotle seco es la base de la salsa negra que hacemos en el Chilam Balam.

 

 

Pin It on Pinterest