El náhuatl es la lengua que utilizaban los aztecas y de la que aún quedan centenares de palabras que se utilizan cotidianamente en el español “mexicano”. Muchas de ellas han evolucionado, pero algunas de ellas siguen intactas.

Y, por supuesto, en la cocina mexicana aún perduran algunos vocablos náhuatl para llamar a utensilios o ingredientes. Aquí te seleccionamos 7 de ellos:

  • Cuitlacoche: Deriva de la composición de dos palabras: “cuitlatl”, que significa excremento, y de “cochtli”, dormido. Es decir, excremento dormido (¿un poco asqueroso, no? ¡Afortunadamente, es delicioso!). El cuitlacoche es un hongo que se desarrolla en las mazorcas del maíz.
  • Elote: Procede del náhuatl “elotl”. Es la mazorca tierna del maíz, que tiene múltiples usos en nuestra cocina: postres, guisos… o simplemente a mordidas. Es riquísimo cuando se le pone unas gotas de lima, sal, chile en polvo, crema, mayonesa… ¡uf!
  • Escamoles: Proviene de “azcamolli”, formado por “azcatl”, hormiga y “mulli” guiso o mole. Es decir, un guiso de hormigas. Sí, los escamoles son larvas de hormigas comestibles. Su color es blanco cremoso y por su apariencia se asemejan al arroz inflado.
  • Molcajete: Deriva de “molcaxitl”, de “molli”, salsa; y de “caxitl”, taza o cuenco hecho de piedra. Es un utensilio de origen prehispánico parecido a un mortero con tres patas cortas, que se utiliza para moler ingredientes, principalmente de las salsas. ¡Una salsa “molcajeteada” es una bendición!
  • Mole: Del náhuatl “mulli”, que significa salsa o guiso. Existen decenas de tipos de mole, aunque el más conocido es el mole oscuro, popularmente conocido como mole poblano, que lleva chocolate y que sirve para bañar el pollo.
  • Nixtamal: Deriva de “nextli”, que es un acortamiento de “tenextli”, cal y “tamalli”, tamal. Y es el proceso que consiste en cocer el maíz en agua con alguna sustancia alcalina (cal o ceniza del fogón), para ablandar el grano y retirarle la cáscara antes de molerlo. Con el proceso de nixtamalización el maíz se vuelve más nutritivo.
  • Pozole: Procede de Pozolli, que a su vez deriva de “tlapozonalli”, que significa hervido o espumoso. Es un plato típico de la cocina mexicana que contiene carne de cerdo y ternera, así como maíz del llamado cacahuacentle.

Y si seguimos buscando, encontraremos muchísimas más, ya que la cocina mexicana actual es milenaria y desciende directamente los aztecas.

Pin It on Pinterest

Share This